psych pop

Antimatter People – Mossy Grounds (single, 2014)

Antimatter People

Aunque Yehan Jehan llevaba componiendo música desde 2005 bajo el nombre de Antimatter People, no fue hasta 2010 cuando el proyecto empezó a cobrar forma, después de conocer a dos miembros del grupo en Luxemburgo y mudarse a Londres. Ya instalados en la capital británica, el grupo pasó a su formación actual de cinco y empezó a dar conciertos que, según cuentan, fueron creando gran expectación entre el público y la prensa.

Viene bien contextualizar un poco de dónde viene todo esto para entender la música de Antimatter People, compleja, madura y brillante para tratarse de unos inicios. Durante ocho años, Jehan fue experimentando con distintos sonidos e instrumentos, movido siempre por una influencia sixtie (cita a Beach Boys, Beatles, Love o Gainsbourg) pero manteniendo una mente actual en la producción. Un proceso que ya plasmó en el primer single doble del grupo (‘The Cipher’ y ‘Only Ark’), en el que jugaba con teclados clásicos y épicos y ritmos que querían salir a bailar dentro del espectro psicodélico en el que envuelven sus canciones.

Siete meses después, la culminación llega en ‘Mossy Grounds’, un single que edita Kitsuné en su nueva recopilación. Aquí, Antimatter People firman un tema impoluto, que avanza entre los sintes marcianos de Youth Lagoon y el poso más clásico de Jacco Gardner, sin renunciar a un alma hedonista y movida. Una muestra de pop barroco perfectamente orquestada que, por calidad y la viralidad que le da la publicación en Kitsuné, apunta a convertirse en uno de los temas de la temporada.

Antimatter People – Mossy Grounds

Facebook
Soundcloud

Res – She’s A Witch (single, 2013)

Res

Les pasó a Temples o Peace, por citar dos ejemplos recientes. Grupos que aparecían de la nada, subían cuatro o cinco canciones a su Soundcloud y las borraban después cuando alguien les echaba el ancla, les ponía un contrato sobre la mesa y estipulaba que las novedades hay que dosificarlas. Algo parecido ha ocurrido con RES, otros que tienen miga. La banda se presentó a las redes sociales sin dar un pelo de información sobre sí mismos y autoubicándose en medio de un lago de North Dakota (USA) hasta que se descubrió que los peleles habían hecho un par de support acts en Londres.

Fuese como fuese, en esa misteriosa cuenta vivían cuatro canciones espléndidas, bañadas en un pop psicodélico tremendamente cautivador, que podría pasar por un cruce entre Grizzly Bear, Local Natives y Unknown Mortal Orchestra. Y el caso es que ya sólo queda una. Ni rastro de, por ejemplo, ‘Dizzy Ghosts’, que llevaba unas cuantas semanas alojada en nuestro cerebro. Lo malo es que nos han cortado el vicio por lo sano y tenemos mucha miel en los labios; lo bueno es que el citado movimiento significa, con casi toda seguridad, que RES publicarán algo en un futuro no muy lejano. Y eso lo hace llevadero.

Lo que sí permanece es ‘She’s A Witch’, la canción que más vítores parecía llevarse de la primera tanda y que mejor define su particular universo sonoro. RES se parapetan detrás de una melodía repetitiva en falsete (“maybe she’ll sink, maybe she’ll fly, i’ve got a witch that cries all the time”), sobre la que construyen un ejército de punteos luminosos y cálidos y una base rítmica que cabalga alta, aparece y desaparece. Un tremendo derroche de calidad que sólo acaba de empezar.

RES – She’s A Witch

 

Triptides – Predictions (2013)

GD30OBH.pdf

Hace dos o tres años, en uno de los múltiples revivals que van saliendo, The Drums eran el grupo de moda y el surf pop el género a reivindicar. En ese contexto presentábamos a Triptides, un dúo de Indiana que, decíamos, podría venir perfectamente teletransportado del yuesei’s West Coast de los sesenta. Por aquél entonces, los americanos debutaban con ‘Psychic Summer’ y ‘Tropical Dreams’, dos trabajos eminentemente soleados y coloristas… y extremadamente lo-fi. Y era una pena, porque la precaria producción echaba atrás a temas tan redondos y saltarines como ‘Beneath The Sun’.

Dos años después, y con un ‘Sun Pavilion’ que seguía esa senda de por medio, Triptides se han sabido acomodar perfectamente a lo que es dos mil trece. Lo hacen con ‘Predictions’, su primer largo producido como está mandado tras asentarse como cuarteto. Parte de culpa tiene Stroll On Records, que consiguió que el mítico Bill Inglot (ha trabajado con, ahí es nada, Bee Gees, Ray Charles, The Monkees u Otis Redding) masterizase un disco que ellos mismos grabaron en su estudio.

A pesar de eso, el disco es sobresaliente mucho más allá de la producción: tiene canciones, es variado, pegadizo y digestible. Triptides tienen un pasado y no esconden su alma a surf pop clásico y añejo en ningún momento, flirteando con los Byrds, los Beach Boys o Allah-Las en canciones como ‘Set Your Free’, la espídica ‘Coach Surfer’ y las reposadas ‘Visions’ o ‘Sundown’. Sin embargo, la gran victoria de ‘Predictions’ es que llevan un paso más allá su sonido, tocando cotas más espaciales y maduras (‘Prediction’ es una gozada) y añadiendo más intensidad a las guitarras (outrazo de ‘Night Owl’, por ejemplo), cercanas a la nueva escena psicodélica. Lástima que no saliese en verano, porque habría sido una banda sonora de lo más interesante.

Triptides – Prediction

Facebook
Soundcloud (escucha el álbum íntegro en streaming vía Clash Magazine)

Los Waves – Got A Feeling EP (2013)

Los Waves

Londres siempre ha sido el paraíso cultural y social para muchos grupos que buscan el reconocimiento internacional. La capital inglesa fue, es y será la llave del éxito y el mejor escaparate desde el que exponerse. También el más difícil, dada la superpoblación de músicos buscando hueco en el mismo lugar. Aunque no descubrimos nada, la entradilla viene de perlas para introducir a Los Waves. Aunque para llegar a Inglaterra, la historia se remonta a algún que otro año atrás.

Aparentemente procedente de Lisboa, el dúo dejó sus carreras de arquitectura y periodismo para mudarse a Los Ángeles por motivos musicales. Allí fue donde fundaron League, proyecto bajo el que publicaron dos EPs (que se pueden escuchar aún en su bandcamp y que recomendamos firmemente) y con el que consiguieron formar parte del SXSW de Austin o aparecer en la banda sonora de Awkward (serie producida por MTV en Estados Unidos). Y cuando todo parecía ir sobre ruedas, cambio radical: el mes pasado, la pareja anunciaba que se embarcaba en una nueva aventura con distinto nombre y ya desde Londres.

De su metarfosis nace Los Waves, que se estrena con un EP autoeditado de tres canciones. Aunque la cosa tiene pelín de trampa, ya que sólo incluyen una inédita y rescatan dos de su antiguo material para completar su trabajo debut. Sea como sea, el corte titular define perfectamente a los portugueses. ‘Got A Feeling’ resulta ser un single tremendamente adictivo, envuelto en un festín de sintes coloristas y guitarras espaciales. Un cóctel del todo bailable, radiable y exquisitamente producido que desarrollan también en ‘How Do I Know’ y la explosiva ‘Two Wild Hearts’, siguiendo la estela de los primeros MGMT o un cruce entre Foster the People, Delorean, Wolf Gang y Washed Out. Estamos dentro, como para no.

Los Waves – Got A Feeling

Soundcloud (escucha el EP íntegro)
Facebook

Sun Machine – Come Down / Save Your Sorrows (single, 2013)

Sun Machine

Con el sol brillando en todo el país, parapetados detrás del aire acondicionado, a punto de hacer las maletas para un festival (¡nos vamos al Paredes de Coura!) y con ganas de encontrar una banda sonora nueva para el viaje. Así nos encontrábamos cuando, por arte de magia, llegaron a nuestras manos los dos primeros singles de Sun Machine. Un nombre perfecto para estas fechas y un sonido que, como no podía ser de otra manera, le hace los honores. Para variar, poco sabemos de un proyecto que, de momento, mantiene su identidad oculta mientras se va haciendo un hueco en las redes sociales a través de la blogosfera.

Tom, que así se llama el creador de este nuevo bedroom project, viene de Inglaterra y presentó hace un escaso mes ‘Come Down’, un primer tema que nos acompañará durante todo el verano aunque no queramos. Escurridizo y refrescante, con guitarras reverberadas y ese sutil toque psicodélico de Splashh, Wampire o Temples, varios de los mejores debutantes de este año.

Tres minutos cargados de éxtasis alucinado que repite en ‘Save Your Sorrows’, su segundo tema, pero en una atmósfera mucho más pausada y vaporífera. Aquí, Sun Machine tienen ramalazos de Deerhunter (quizá por esos efecto vocal tan Bradford Cox) y ambientes del nuevo Washed Out o del debut de Mood Rings (escuchadlo y matamos dos pájaros de un tiro). Referencias que, en todo caso, ubican pero no delimitan: Tom de Sun Machine ha conseguido en sólo dos canciones un sonido personal y resplandeciente que, si se desarrolla correctamente, puede darnos muchas alegrías en el futuro.

Sun Machine – Save Your Sorrows

Soundcloud

Dark Bells – Wildflower EP (2013)

Dark Bells

Vamos a ser claros: la escena australiana es, ahora mismo, la más prolífica e interesante del mundo. En nombres grandes, en pequeños, en variedad de escenas. Ahí están Bon Iver o Tame Impala, sí, pero sería injusto reducirlo a dos grupos. Electrónica en Miami Horror, indie pop facilón en Cloud Control, sonidos más playeros y dreams en Driffs, garaje con puntos lofi en Twerps o Dick Diver…y una escena de nueva psicodelia que asusta. Encabezada por los mencionados Tame Impala, prorrogada por Unknown Mortal Orchestra y que viene fortísima también este año con debutantes como Jagwar Ma, Flyying Colours o estos Dark Bells que ahora nos incumben.

Por no andarnos con demasiado palabrerío esta vez: su single debut, ‘Wildflower’, nos tiene absolutamente flipados. Seis minutos de psicodelia que cabalgan con un bajo killer y guitarras que bien podrían venir firmadas por los Verve o Stone Roses más ácidos o Caribou cuando dejan de lado los sintes. Ojo al tema original, no radio-edit, y ese sensual bajón de un minuto, con el bajo retorciéndose entre punteos lánguidos, para retomar el vuelo otra vez con ese riff cargado de delays. Un tema que, por cierto, llevaba tres años rondando por las salas australianas. Tanta mediocridad sacando singles y ésto por ahí perdido. Cosas de la industria musical.

‘Round For Daze’ cierra un miniEP de dos canciones –más el radioedit de ‘Wildflower’– que apunta altísimo y que nos deja babeando y con ganas de más. Un tema más sobrio, quizá menos efectivo a primera escucha que el principal, pero en el que cunden también buenas dosis de guitarras à la wah-wah y melodías espaciales. Aunque aún no han anunciado un nuevo trabajo, esperamos y deseamos que la firma con la interesantísima Tape Club Records traiga nuevo material de los australianos. Apúntenlo en negrita ya: Dark Bells.

Dark Bells – Wildflower

Soundcloud (escucha el EP íntegro)
Facebook

 

Echopark – Trees (2013)

Echopark - Trees

Para el italiano Antonio Elia Forte, la música siempre ha sido su mejor compañera. No obstante, con sólo cinco años aprendía a tocar la guitarra y con trece ya giraba por Italia, trabajando en multitud de proyectos que nunca llegaron a buen puerto. Es por eso por lo que decidió mudarse a Londres para centrarse exclusivamente en su carrera discográfica, ya bajo el nombre de Echopark y componiendo en solitario.

De esos días surge ‘Trees’, LP debut del italoinglés que paradójicamente edita el sello americano Enclaves. Un trabajo que busca la imperfección, explica el propio Antonio, y que fue grabado, mezclado y producido durante días libres y vacaciones, en su casa y sin ayuda de nadie. El resultado, sin embargo, parece decir todo lo contrario: un disco muy trabajado, impoluto, de producción experimental y algo psicodélica y con cierta tendencia a lo masivo en ocasiones.

Cargado de reverbs y atmósferas dreamy, Echopark explota en su debut la faceta experimental de Animal Collective con un regusto más a psicodelia pop a lo Youth Lagoon, en ocasiones orientado al synth y la pista de baile. Tomen la magnífica ‘Teleportation’ como muestra: un single refrescante, soleado, con una melodía repetitiva y una base de sinte tremendamente pegadiza. Un hit à la Micachu & The Shapes, con esa facilidad de hacer temas soberbios uniendo experimentación con pop que tienen Mica Levi y los suyos. Pero hay más. Forte se mueve por distintas ramas, tocando casi el noise pop de Yuck o Surfer Blood en la masiva ‘No Time To Riot’ o el pop electrónico épico de ‘Gray Clouds’ y completando un debut divertido que, por su diversidad, nunca termina por aburrir.

Echopark – Teleportation

Soundcloud (escucha el disco íntegro en streaming)
Facebook

Dumbo Gets Mad – Quantum Leap (2013)

Dumbo Gets Mad - Quantum Leap

Imagínense a Dumbo colocado. El famoso elefantillo orejudo de Disney, inocente y conmovedor, se harta de no poder volar y se la pilla. Y entre visiones espaciales y anodinas, va cacharreando por ahí, revolucionado y algo loco. La visión es algo aterradora y un poco cruel para los niños, pero así de divertidos nos imaginamos a los italianos Dumbo Gets Mad. Y todo cobra más sentido escuchando ‘Quantum Leap’, su segundo trabajo largo.

Porque en el disco encuentran muchas dosis de psicodelia revenida, de cacharrismo, pero también de pop. Y, lo que es más interesante, mucho pop revestido de psych. Cojan como ejemplo ‘Tahiti Hungry Jungle’, una versión destartalada del ‘212’ de Azealia Banks. O en ‘Cougar’, donde resulta gracioso imaginarse a las Spice Girls descalzas y cargadas de ácido volviéndose psych después de un fiestón con los Gallaghers.

De todos modos, en ‘Quantum Leap’ hay mucho más que eso. Canciones tan redondas como ‘South Africa’ o ‘Radical Leap’, repletas de guitarras distorsionadas y acuosas, producción lo-fi y falsetes que podrían haber entrado perfectamente en un disco de Unknown Mortal Orchestra o Bibio. Y todo con una facilidad asombrosa para las melodías, bases que beben del funky o del italodisco (‘Bam Bam’) y mucho descaro. En definitiva, un trabajo ligero y fresco sin ningún tipo de complejo en las composiciones que hará las delicias de quienes disfruten mínimamente del psicopop.

Dumbo Gets Mad – South Africa (Crystal Ball On Roll)

Soundcloud
Facebook

Melody’s Echo Chamber – Melody’s Echo Chamber (2012)

Es difícil resistirse a Melody Prochet. Su dulce voz embriaga y mece los sentidos, su belleza atrapa y sus canciones terminan de completar la faena. A nosotroso ya nos conquistó desde que, hace unos meses, pulsamos por primera vez el play en ‘Crystallized’, canción con la que se presentaba bajo el nombre de Melody’s Echo Chamber.

Desde aquél momento, no han cesado las buenas noticias en torno a su figura. Primero llegaría su fichaje por Fat Possum (USA) y Weird World (Europa) y el anuncio de que publicaría su debut largo a finales de año. Después, varios suculentos adelantos que impacientaban más la espera. Entre ellos un delicioso split de ‘Endless Shore’ que incluía una versión de dicho tema en la cara B de unos predilectos de la casa, Unknown Mortal Orchestra. Y finalmente, el lanzamiento de ‘Melody’s Echo Chamber’, el homónimo LP con el que se estrena la parisina.

Como no podía ser de otra manera, el resultado final es una delicia. Trabajando de nuevo mano a mano con Kevin Parker entre Perth (Australia) y el sur de Francia, Melody regala once canciones como soles que evocan un mundo espacial y sintético, entre atmósferas acuosas y dulces melodías sazonadas con el toque psicodélico y ácido de Tame Impala. Desde las más guitarreras (‘Follow You’), hasta las más estelares (‘Mount Hopeless’). De la melancolía de ‘Endless Shore’ a la desenfadada ‘Some Time Alone, Alone’. Incluso permitiéndose el lujo de explorar su lengua madre en la encantadora ‘Bisou Magique’ y la marciana ‘Quand Vas Tu Rentrer?’, presidida por un monumental riff de sinte. Al final, un disco completísimo, bonito, evocador e incluso romántico que alberga todo tipo de esperanzas sobre la francesa. Definitivamente, estamos rendidos.

Melody’s Echo Chamber – Endless Shore

Web
Facebook

Junk Culture – Wild Quiet (2012)

Conocido por su labor como productor, compositor de bases instrumentales y compañero en gira de Girl Talk, el joven Deepak Mantena decidió el año pasado dar un giro radical a su carrera, cansado de vivir siempre a la sombra. Él tomaría las riendas de ya no sólo la composición instrumental sino también de melodías y voces que hiciesen su trabajo más digerible.

Un año después, Mantena publica su primer LP como tal donde mantiene el pseudónimo de Junk Culture pero ofrece una faceta completamente renovada en su música. Y, todo hay que decirlo, muchísimo más gustosa. En ‘Wild Quiet’ continúa el synth pop eminentemente lo-fi, garajero y metálico que sigue el espectro de Tom Vek en el que el productor de ascendencia india demuestra una encomiable habilidad para fabricar bases cargadas de fuerza y diversión psicodélica, a ratos cruzada con los segundos MGMT o Tame Impala.

Sin embargo, no queda ahí la cosa. Influenciado como dice por Bradford Cox, es cierto que encontramos un paralelismo con el trabajo de Atlas Sound en Junk Culture. Melodías que consiguen ser brillantes y desgarradas al mismo tiempo, lisérgicas y nerviosas hasta hacer sucumbir al espectador en una especie de trance espídico. En definitiva, un disco de producción impecable que con total seguridad no dejará indiferentes a quienes lo escuchen.

Junk Culture – Growing Pains


Facebook