synth pop

Los Waves – Got A Feeling EP (2013)

Los Waves

Londres siempre ha sido el paraíso cultural y social para muchos grupos que buscan el reconocimiento internacional. La capital inglesa fue, es y será la llave del éxito y el mejor escaparate desde el que exponerse. También el más difícil, dada la superpoblación de músicos buscando hueco en el mismo lugar. Aunque no descubrimos nada, la entradilla viene de perlas para introducir a Los Waves. Aunque para llegar a Inglaterra, la historia se remonta a algún que otro año atrás.

Aparentemente procedente de Lisboa, el dúo dejó sus carreras de arquitectura y periodismo para mudarse a Los Ángeles por motivos musicales. Allí fue donde fundaron League, proyecto bajo el que publicaron dos EPs (que se pueden escuchar aún en su bandcamp y que recomendamos firmemente) y con el que consiguieron formar parte del SXSW de Austin o aparecer en la banda sonora de Awkward (serie producida por MTV en Estados Unidos). Y cuando todo parecía ir sobre ruedas, cambio radical: el mes pasado, la pareja anunciaba que se embarcaba en una nueva aventura con distinto nombre y ya desde Londres.

De su metarfosis nace Los Waves, que se estrena con un EP autoeditado de tres canciones. Aunque la cosa tiene pelín de trampa, ya que sólo incluyen una inédita y rescatan dos de su antiguo material para completar su trabajo debut. Sea como sea, el corte titular define perfectamente a los portugueses. ‘Got A Feeling’ resulta ser un single tremendamente adictivo, envuelto en un festín de sintes coloristas y guitarras espaciales. Un cóctel del todo bailable, radiable y exquisitamente producido que desarrollan también en ‘How Do I Know’ y la explosiva ‘Two Wild Hearts’, siguiendo la estela de los primeros MGMT o un cruce entre Foster the People, Delorean, Wolf Gang y Washed Out. Estamos dentro, como para no.

Los Waves – Got A Feeling

Soundcloud (escucha el EP íntegro)
Facebook

Echopark – Trees (2013)

Echopark - Trees

Para el italiano Antonio Elia Forte, la música siempre ha sido su mejor compañera. No obstante, con sólo cinco años aprendía a tocar la guitarra y con trece ya giraba por Italia, trabajando en multitud de proyectos que nunca llegaron a buen puerto. Es por eso por lo que decidió mudarse a Londres para centrarse exclusivamente en su carrera discográfica, ya bajo el nombre de Echopark y componiendo en solitario.

De esos días surge ‘Trees’, LP debut del italoinglés que paradójicamente edita el sello americano Enclaves. Un trabajo que busca la imperfección, explica el propio Antonio, y que fue grabado, mezclado y producido durante días libres y vacaciones, en su casa y sin ayuda de nadie. El resultado, sin embargo, parece decir todo lo contrario: un disco muy trabajado, impoluto, de producción experimental y algo psicodélica y con cierta tendencia a lo masivo en ocasiones.

Cargado de reverbs y atmósferas dreamy, Echopark explota en su debut la faceta experimental de Animal Collective con un regusto más a psicodelia pop a lo Youth Lagoon, en ocasiones orientado al synth y la pista de baile. Tomen la magnífica ‘Teleportation’ como muestra: un single refrescante, soleado, con una melodía repetitiva y una base de sinte tremendamente pegadiza. Un hit à la Micachu & The Shapes, con esa facilidad de hacer temas soberbios uniendo experimentación con pop que tienen Mica Levi y los suyos. Pero hay más. Forte se mueve por distintas ramas, tocando casi el noise pop de Yuck o Surfer Blood en la masiva ‘No Time To Riot’ o el pop electrónico épico de ‘Gray Clouds’ y completando un debut divertido que, por su diversidad, nunca termina por aburrir.

Echopark – Teleportation

Soundcloud (escucha el disco íntegro en streaming)
Facebook

Idiot Glee – Life Without Jazz EP (2013)

Idiot Glee - Life Without Jazz

El de Idiot Glee es uno de esos proyectos que provoca, inexplicablemente, poco ruido. Pasó con ‘Paddywhack’, un debut largo más que disfrutable que flotó en la red sólo para unos pocos. Aunque quizá sea esa la magia del asunto. James Friley, el autor de todo esto, no parece tampoco demasiado interesado en la popularidad. Su primer disco, por falta de oportunidades o simplemente convicción, salía autoeditado en 2011 con su propio sello Hop Hop Records. Ahora, Friley contraataca de la mano de Atelier Ciseaux, la pequeña pero certera casa gala de TOPS (uno de nuestros discos del año pasado), U.S. Girls o Dead Gaze.

Dividido en dos caras, Idiot Glee entregan en ‘Life Without Jazz’ cuatro canciones de bella manufactura. Sirva como ejemplo la apertura y primer adelanto, ‘Pinkwood’, probablemente el tema más redondo de toda su discografía. Una pieza de pulsaciones más aceleradas, guiadas por el peso de bajo y batería, tan sencillos en su producción lo-fi como llevaderos, y un loop de sinte absolutamente delicioso que ejerce de guía mientras Friley se desgañita en eso de “i think i need a lover”.

Friley hace gala de un continuismo más trabajado, manteniendo esa base de sintetizadores melancólicos, depurados y brillantes, la sensibilidad melódica de Fleetwod Mac, ciertos arreglos de psicodelia y chill baleárico, tan elegantes como los Metronomy más reposados, una producción cuidada y ligera y una voz personalísima que persuade hasta enterrar. Un trabajo para soñar con un verano de eternas costas blanquecinas, tumbona y cerveza mientras escuchamos el saxo de ‘Life Without Jazz’. Una preciosidad en la que enredarse durante largas noches. Y sólo lástima de portada hortera.

Idiot Glee – Pinkwood

Soundcloud (escucha el EP completo)
Facebook

Junk Culture – Wild Quiet (2012)

Conocido por su labor como productor, compositor de bases instrumentales y compañero en gira de Girl Talk, el joven Deepak Mantena decidió el año pasado dar un giro radical a su carrera, cansado de vivir siempre a la sombra. Él tomaría las riendas de ya no sólo la composición instrumental sino también de melodías y voces que hiciesen su trabajo más digerible.

Un año después, Mantena publica su primer LP como tal donde mantiene el pseudónimo de Junk Culture pero ofrece una faceta completamente renovada en su música. Y, todo hay que decirlo, muchísimo más gustosa. En ‘Wild Quiet’ continúa el synth pop eminentemente lo-fi, garajero y metálico que sigue el espectro de Tom Vek en el que el productor de ascendencia india demuestra una encomiable habilidad para fabricar bases cargadas de fuerza y diversión psicodélica, a ratos cruzada con los segundos MGMT o Tame Impala.

Sin embargo, no queda ahí la cosa. Influenciado como dice por Bradford Cox, es cierto que encontramos un paralelismo con el trabajo de Atlas Sound en Junk Culture. Melodías que consiguen ser brillantes y desgarradas al mismo tiempo, lisérgicas y nerviosas hasta hacer sucumbir al espectador en una especie de trance espídico. En definitiva, un disco de producción impecable que con total seguridad no dejará indiferentes a quienes lo escuchen.

Junk Culture – Growing Pains


Facebook

Duck House – Frowns EP (2012)

Puede que a más de uno le suene el nombre de Stefan Vincent. Y es que el polifacético joven ya ha aparecido más de una vez por estos lares, primero por ser el líder de The Cads –de los que esperamos ya ansiosos su debut ‘Lessons:Illustrated’– y, después, por su proyecto en solitario como YOUNGBLOOD, donde se dejaba llevar por el chillwave y los ambientes reposados.

Inquieto y poco conformista, ahora el de Bristol se lanza con Duck House, dando otro giro de tuerca a sus cualidades compositivas y añadiendo un sonido de discoteca eighties que le coloca perfectamente en la línea de Kindness o, incluso, John Talabot.

Aunque el EP completo no se podrá escuchar hasta agosto, ya hemos tenido el placer de escuchar tres cortes de un proyecto que, aunque no deja de ser una mera distracción, tiene todos los ingredientes para pasar un buen rato: atmósferas positivistas, ritmos lúdicos y sintetizadores que se funden con las voces cargadas de reverb hasta crear un clima soleado y juguetón. Un must para estos días calurosos.

Duck House – Cut The Line

Web (escucha dos canciones más)

MVSCLES – Sweet n’ Sour (single, 2012)

Ya se oyen, ya llegan. Inmersos en pleno periodo estival como estamos, los debates, diálogos y encuestas sobre la canción del verano comienzan a estar a la orden del día. O, dicho de otra forma, esos tres minutos de gloria que suben a los altares al grupo en cuestión y que aseguran un buen número de pinchadas en las discotecas de modernos de cualquier ciudad. Así pues, aquí aportamos un firme candidato a dicho galardón.

MVSCLES vienen desde Boston y reúnen todos los entresijos para convertirse en el claro hype de la temporada, a saber: procedencia misteriosa, escasa información sobre su persona –sabemos que son un dúo chico-chica, y hasta ahí–, un single peligrosamente adictivo lleno de woos, melodías con propensión a ser silbadas y la suficiente atención mediática para poner en marcha todo el mecanismo.

Y es que con sólo una canción en la red, el dúo norteamericano ya ha revolucionado gran parte de la blogosfera internacional. No es para menos. Afirmamos rotundamente que ‘Sweet n’ Sour’ nos tiene completamente locos y reconocemos que se nos van los pies con esos sintetizadores de apariencia friqui y 8bit a lo Hot Chip, esa bizarrada a modo de efectos electrónicos y su runrún constante e inocente que no conseguimos sacarnos de la cabeza. En este caso sí: que viva el hype.

MVSCLES – Sweet N’ Sour

Facebook
Soundcloud

Gold & Youth – Time To Kill (single, 2012)

En Inglaterra y Estados Unidos, aquí no tanto, muchos sellos se suelen popularizar por la apuesta de un determinado sonido, por ese intento de crear escuela y asociar su marca a algo concreto. Nada de mezclas extrañas, todos los parámetros bien establecidos. Es decir, que nadie espere ver a Captured Tracks publicando material oscuro o a SWAYS Records –dos de nuestros favoritos, y dos que llevan a rajatabla lo que comentábamos arriba– repartiendo hedonismo y ganas de bailar. Las cosas en su sitio.

Siguiendo ese mismo estigma, el sello canadiense Arts & Crafts –del que ya os hemos hablado aquí y aquí– está creciendo como la espuma durante este 2012, merced a un exquisito gusto para el synth–pop principalmente, y ya ha dejado joyas como los debuts de Trust o Cold Specks.

De su misma ciudad, Toronto, vienen Gold & Youth, otra de las grandes apuestas del sello para este año después de maravillar a medio mundo con su primer single, ‘Time To Kill’. Ubicados dentro del mismo pop melancólico y emocional que The XX o los últimos Fanfarlo y utilizando sus mismos trucos –esa caja de ritmos, esos sintes apagados, esas voces a dúo chico/chica–, el debut de los canadienses parece un buen hombro en el que apoyarnos por si ‘Coexist’, según disco de los ingleses, fallase. De momento nos han dejado este teaser y sólo queda esperar a su publicación en verano para confirmar que las buenas sensaciones que dejan no son un espejismo.

Gold & Youth – Time To Kill

Facebook