lo-fi

Literature – Arab Spring (2012)

3601060910-1

El otro día nos mosqueó ligeramente un comentario que nos decía que llegábamos tarde a un grupo. Resulta algo fastidioso el tema porque esto no es una carrera, ni tenemos que ganar a nadie, ni pretendemos semejante cosa. Estupideces aparte, esta vez llegamos tarde. Así que ya lo avisamos con algo de antelación, por si las moscas.

Literature publicaron su álbum debut en enero (sí, tan de ayer…) y, a la postre, está resultando ser un sorpresón encantador. Su música tiene poco de artificiosa y mucho de contagiosa, capturando el espíritu más punk de los Buzzcocks o The Jam y llevándolo a un terreno más fértil para las melodías como el que han explotado The Pains of Being Pure at Heart, Veronica Falls o Camera Obscura en los últimos años. Una técnica tan manida, la de conjugar el punk con el powerpop, como difícil de hilar adecuadamente. ¿Alguien se acuerda de The False Friends?

En ‘Arab Spring’ hay diez canciones, y sólo una supera los dos minutos y medio. Es el producto de la inmediatez juvenil sin, eso sí, desbocar. Una energía recubierta por un manto lo fi, mágicamente descuidado y adictivamente divertido. Literature han creado un trabajo que no pasará a la historia por su grandilocuencia o riesgo y que, por ello, ha vivido al margen de las cámaras. Pero, si nos olvidamos de los fuegos artificales, acabamos por encontrarnos con uno de los trabajos más impecables y ligeros de la temporada.

Literature – Rooney

Facebook
Bandcamp (escucha el álbum íntegro)

Teen Mom – Mean Tom EP (2012)

Teen-Mom-Mean-Tom-EP1

En los últimos años, se está produciendo un vacío temporal discográfico durante diciembre. La manía de lanzar las listas del año a principios de este mes provoca que decrezca la cantidad de nuevos lanzamientos y toda la actividad espere a enero. Un disco en diciembre no existe. No para la prensa, al menos, que son los que mueven todo el cotarro. Y por eso es tan gratificante cuando, pareciendo ya todo perdido, aparece un grupo que descoloca algo los planes. Esto es, que rehagan sus listas de EPs e incluyan a la de ya este ‘Mean Tom’.

Los firmantes son Teen Mom, una banda de Washington que se autodefine como “beach pop” y que debutan lanzando un trabajo de seis canciones con un sonido sorprendentemente definido. En su batidora cabe tanto la melancolía de The Smiths (‘Gehry’) como guitarras soleadas y crujientes (‘You And Me’), mezcladas con una producción lo fi y (premeditadamente) amateur. Teen Mom hacen música sin prejuicios, intrascendente, y ahí reside la magia.

De hecho, quizá la clave esté en la gracia con la que los de DC ven el mundo. ‘I Wanna Go Out’ es uno de los himnos de la temporada, que consigue transmitir el sentir de esa generación adolescente que sólo quiere estar a gusto consigo mismo. Es una canción infecciosa, asquerosamente pegadiza y viva, muestra de un talento envidiable para hacer pop brillante sin pretensiones. Una joya tardía que corona un interesantísimo EP, alegría para el último mes del año.

Teen Mom – I Wanna Go Out


Soundcloud (escucha el EP completo)
Facebook

Sam Flax – Age Waves (2012)

Hay discos que se autodefinen en los albores del mismo. Con escuchar las primeras notas, sabes perfectamente dónde te metes. O lo tomas, o lo dejas. Con Sam Flax parecía, pero no. Los segundos iniciales de ‘Fire Doesn’t Burn Itself’ son bastante esclarecedores en ese aspecto. Dejan claro que lo que vas a encontrar en ‘Age Waves’ va a estar cargado de psicodelia, de guitarras con reverb, melodías luminosas y mucho humo. Sin embargo, seguir adelante no puede deparar más sorpresas.

Y es que el jovencísimo cantautor californiano (sólo 22 años a sus espaldas) es como mirar por primera vez en un caleidoscopio: el disco está producido y arreglado en los mismos términos pero cada canción tiene un cuerpo propio. En su batidora encuentras ecos del garage lo-fi más profundo, de chillwave psicotrópico, de dream pop melancólico y lleno de resaca. Y en todos los ámbitos se mueve como pez en el agua, cargado de flangers acuosos, baterías cacharrosas y juegos vocales –envidiable el dominio de registros– hasta la saciedad. Hasta que sólo te apetezca dejarlo todo y mover los pies, endiabladamente.

Lo mejor de Sam Flax es que el camino sólo acaba de empezar, y quién sabe dónde está el techo si a esta edad es capaz de firmar discos impolutos como ‘Age Waves’, contenedor de temas tan redondos como ‘Almost Young’ o ‘Another Day’. Por mérito propio, ya se ha ganado nuestros corazones y el premio a artista underground molón del año. Fiel al método, su disco sólo se puede adquirir en cassette y lo edita Burguer Records, que de esto saben un rato (Thee Oh Sees, Ty Segall, Black Lips, Summer Twins). Con todo esto que hemos dicho, ¿cómo podéis resistíos?

Sam Flax – Another Day

Bandcamp (escucha el disco íntegro)
Facebook

Junk Culture – Wild Quiet (2012)

Conocido por su labor como productor, compositor de bases instrumentales y compañero en gira de Girl Talk, el joven Deepak Mantena decidió el año pasado dar un giro radical a su carrera, cansado de vivir siempre a la sombra. Él tomaría las riendas de ya no sólo la composición instrumental sino también de melodías y voces que hiciesen su trabajo más digerible.

Un año después, Mantena publica su primer LP como tal donde mantiene el pseudónimo de Junk Culture pero ofrece una faceta completamente renovada en su música. Y, todo hay que decirlo, muchísimo más gustosa. En ‘Wild Quiet’ continúa el synth pop eminentemente lo-fi, garajero y metálico que sigue el espectro de Tom Vek en el que el productor de ascendencia india demuestra una encomiable habilidad para fabricar bases cargadas de fuerza y diversión psicodélica, a ratos cruzada con los segundos MGMT o Tame Impala.

Sin embargo, no queda ahí la cosa. Influenciado como dice por Bradford Cox, es cierto que encontramos un paralelismo con el trabajo de Atlas Sound en Junk Culture. Melodías que consiguen ser brillantes y desgarradas al mismo tiempo, lisérgicas y nerviosas hasta hacer sucumbir al espectador en una especie de trance espídico. En definitiva, un disco de producción impecable que con total seguridad no dejará indiferentes a quienes lo escuchen.

Junk Culture – Growing Pains


Facebook

Post Modern Team – Never Let You Down EP (2012)

Ay, el transmedia, la convergencia cultural mediática y la desaparición de barreras lo que dan de sí. Ya saben, el maravilloso mundo digital que nos permite acceder, en un sólo click, a situaciones antes impensables. Como por ejemplo, que un grupo japonés se cuele por aquí. No es broma.

Y es que estas exóticas sorpresas siempre son bien recibidas. Ya nos pasó hace un tiempo con Moscow Olympics, un sorprendente grupo que facturaba un dream pop de aires suecos…con un lugar de procedencia bastante recóndito: Islas Filipinas. Y ocurre lo mismo con Post Modern Team, grupo con base en Osaka –la segunda ciudad más importante de Japón tras Tokyo– que ha publicado durante el mes de mayo dos EPs de regusto surfero y californiano de notable calidad.

Es probablemente ‘Never Let You Down’ su canción más destacada, en la que los japoneses aúnan ese sonido playero de toque lo-fi que se engrandece con un estribillo del todo pegadizo. En la onda de unos Drums más cacharrosos y con influencia también de The Smiths –de los que hacen una versión bastante decente de ‘There’s A Light That Never Goes Out’–, el EP debut de Post Modern Team es todo un descubrimiento y una muestra de que en los lugares más inimaginables también se hace buena música.

Post Modern Team – Never Let You Down

Bandcamp

Bishop Morocco – Old Boys EP (2012)

En la música, siempre hemos concebido la existencia de dos veranos a evocar: el primero es aquel de cristalinas playas de California en pleno julio, calor abrasador y surferos coqueteando con chicas bañadas por el sol, el de los Drums de Let’s Go Surfing, el de Summer Camp; el segundo es el verano de finales de septiembre a las nueve de la noche, donde los rayos rojizos ya no calientan tanto y podemos charlar alrededor de una hoguera acerca del verano que ya ha pasado, de recuerdos más calurosos, sin ninguna preocupación ni pretensión que esa. El de Beach Fossils, Real Estate o Wild Nothing. Nuestro favorito.

Bishop Morocco son un dúo holandés –ahora convertido en cuarteto– que se ubican dentro del segundo género y que lanzan ahora un nuevo EP de la mano de la canadiense Arts & Crafts –sello que ya nos ha dado bastantes alegrías con Zulu Winter, Trust o Cold Specks– después de un LP que pasó sin pena ni gloria en 2010 pero que dejó joyas tan infraexplotadas como ésta.

En ‘Old Boys EP’, los holandeses dan pie a un trabajo más cuidado que el anterior, cargado de melancolía y épica contenida pero trabajado con la luminosidad y buen rollo que desprende su estigma para conformar un disco muy ligero y de escucha fácil. Canciones de escasos tres minutos de brisa lo-fi y shoegaze perfectas para tumbarnos en la terraza y no pensar en nada. Y eso es algo que a nosotros nos pone de muy buen humor.

Bishop Morocco – Old Boys

Spotify

Novella – The Things You Do / Oh Brian (single, 2011)

Con una escena lo-fi y shoegaze cada vez más en desarrollo y revisión, son ya muchas las nuevas bandas que se suben al carro de la baja definición, haciendo gala de un sonido que busca la suciedad en las guitarras y su contraste con melodías ambientales al estilo de My Bloody Valentine, The Jesus and Mary Chain o, más recientemente, The Pains of Being Pure at Heart.

Dentro de dicho resurgir aparece Novella, trío de chicas formado en Brighton y afincado ahora en Londres, que presentó el año pasado sus dos primeros singles con el sello Dirty Bingo. Sin descubrir la fórmula de la Coca-Cola, ‘The Things You Do’ y ‘Oh Brian’ –guiño a The Brian Jonestown Massacre–son, sin embargo, dos himnos ruidistas y energéticos que aciertan con precisión en la primera escucha y dejan el apetito abierto.

Fichadas ahora por la independiente Italian Beach Babes –casa de, entre otros, Mazes–, Novella están girando con Veronica Falls y presentarán su primer EP, del que ya conocemos un adelanto, próximamente.

Novella – The Things You Do

Soundcloud

Twerps – Twerps (2011)

A medida que 2011 va llegando a su fin, las conclusiones van haciéndose más claras y, las máximas, cogiendo su peso: parece que éste ha sido el año de la electrónica y el chillwave, que ha vivido una cosecha exquisita a nivel cualitativo y cuantitativo (James Blake, Washed Out, Neon Indian…) y cuya hegemonía parece irrefutable. Pero si tuviéramos que adjudicar un segundo género dominador, sin duda sería para el renacido pop de ecos noventeros; el pop enamorado de la melodía y que subordina el resto a ésta.

En este ámbito aparecen Twerps, cuarteto occidental que presenta su primer largo homónimo después de varios singles y un EP. Los australianos ya han recibido la bendición de Pitchfork y se postulan como una de las promesas lo-fi en un país que cada vez está aportando más grupos interesantes a la escena independiente (Tame Impala, Cloud Control, Strange Talk, Miami Horror).

Muy en la línea de Real Estate, Summer Camp o -viajando un poco más hacia atrás- Pavement, estos aussies le cantan al final del verano canciones tan redondas  como “Coast To Coast”, “Dreamin” o “Jam Song”, con ese corte inocente -casi descuidado- en las bases y exaltado en las melodías que hacen las delicias del oído.

Twerps – Coast to Coast

Soundcloud (disco íntegro online)