RES

Sonidos del 2014 (II)

jungle 2014

2013 ha sido maravilloso para los que formamos Sónida Collective. Un año que empezó con nueva web, logo y diseño, y con el anuncio del nacimiento de un festival autogestionado en Madrid y Barcelona con los ingleses The Cads como cabezas de cartel. Lo que no imaginábamos es que 2013 también sería el año del segundo Sónida Festival, bastante más ambicioso e internacional. Sólo ocho meses después, abríamos diciembre con una cita doble en Madrid por la que pasarían Motorama, Alba Lua o The Death Of Pop. Sobra decir lo contentos, ilusionados y casi perplejos que estamos. Y sobra decir, también, lo agradecidos que estamos a todos. Es momento de decir gracias a todos aquellos que lleváis siguiéndonos desde hace años, a todos los que nos habéis apoyado y confiado en nosotros y a todos los que habéis llegado últimamente.

Aunque nos duela, 2013 será cosa del pasado en una semana. Así que tocar mirar hacia adelante y pensar ya en 2014. De momento, a nosotros nos toca descansar estas Navidades para volver con más fuerza ya en Enero. Haremos algunas nuevas ampliaciones en la web de las que os informaremos a su debido tiempo. Pero no nos podemos despedir sin antes lanzar la segunda y última parte de nuestros Sonidos del 2014. Ya saben, los grupos que pensamos que lo van a petar el año que viene. Si se la perdieron, aquí tienen la primera tanda. En total, veinte grupos que podrán ir diseccionando durante los días festivos. Nosotros seguiremos aquí el año que viene para testificar sus trayectorias futuras. Esperamos que vosotros también. Disfruten de sus fiestas.

#10. DARK BELLS
Dark Bells tienen el honor de haberse marcado la mejor línea de bajo del año en ‘Wildflower’, un single que anticipa el debut de estos australianos afincados en Londres. Lo suyo es un chute de psicodelia y post punk abrasiva, cargada de reverbs y efectos voladores. Acaban de lanzar la más oscura ‘Want’ en RIP (igual que Temple Songs) y su debut llegará en marzo. Muy atentos.

#9. PALE SEAS
Pale Seas siempre se han tomado las cosas con calma. Los ingleses hacen las cosas lentas y bien, como su música: relajada, intimista, preciosista. De hecho, su debut ‘Places To Haunt’ iba a salir este 2013 pero al final llegará en 2014 y en forma de EP. Y por el camino han ido emocionando y convenciendo con joyas como ‘My Own Mind’, con la que nos enamoramos perdidamente, o esta ‘Evil Is Always One Step Behind’.

#8. THE DEATH OF POP
Qué vamos a decir de The Death Of Pop que no sepáis ya. Desde su nacimiento el 1 de enero han pasado muchas cosas: TDOP son un grupo hiperactivo, que no ha dejado de lanzar singles (contamos unos quince) y que han evolucionado en su sonido desde un un pop cargado de referencias a lo que ellos llaman janglegaze, mucho más personal y en la onda de Ride o unos MBV más poppies. Arrasaron en nuestro Sónida Festival y el mundo será muy injusto si no lo repetan.

#7. AXXA/ABRAXAS
Axxa/Abraxas son más que un grupo para Captured Tracks: es un cambio de rumbo para el sello neoyorquino. Es el adiós al dream-pop, el hola al folk garajero y psych de este joven americano. Se ha presentado al mundo con ‘I Almost Fell’, producida por un miembro de Woods, y su debut largo verá la luz en marzo. A nada que mantenga la línea del primer single estaremos hablando de uno de los discos del año.

#6. CHILDHOOD
Childhood, el enésimo intento de NME y cía por colarnos un Next Big Think, no nos terminaba de convencer. Y vale que ‘Haltija’ o ‘Solemn Skies’ eran singles graciosetes que les valieron incluso estar en el FIB, pero no. Ha sido con ‘Pinballs’, su nuevo single, con el que han pegado un puñetazo en la mesa y nos han callado bocas. Un temarral de siete minutos explosivo en las guitarras, en la onda de unos TOY más luminosos. Ahora sí: vamos, Childhood.

#5. GUM
Qué cabrones inmisericordes son Tame Impala. No les valía con el talento de Kevin Parker, sino que cada uno ha ido haciendo y deshaciendo por su cuenta, montando proyectos paralelos (Pond, Allbrook/Avery, Mink Mussel Creek…) a un nivel altísimo. El último en apuntarse ha sido Jay Watson (antes batería, ahora sintes en Tame Impala y guitarra en Pond) con GUM, nombre bajo el que lanzará ‘Delorean Highway’ el año que viene. Un trabajo que viene adelantado por ‘Growin’ Up’, un cóctel que remueve el colorismo sintético de su grupo máter con una vena más clásica y rockera.

#4. SUN MACHINE
¿Son estos Sun Machine que presentamos en agosto los mismos Sun Machine que aparecen ahora con Soundcloud renovado y nueva canción? A saber, aunque juraríamos que sí. La única certeza es que ambos apuntan altísimo. Si los primeros nos dejaban maravillados con ‘Come Down’ y ‘Save Your Sorrows’, en la onda de Deerhunter, los nuevos Sun Machine nos han descolocado completamente con ‘Have You Seen It, It’s Alive’. Un single cargado de guitarras explosivas y una concepción mucho más épica. Seais quien seais, queremos más.

#3. GENGAHR
Provenientes de Londres, Gengahr (antes RES) son otros que han querido jugar al despiste. Primero, haciéndonos creer que eran de North Dakota. Segundo, subiendo cuatro canciones a su Soundcloud que han desaparecido para dejar todo el protagonismo a ‘She’s A Witch’. Hay algo detrás. Y no es para menos, si tenemos que en cuenta que los británicos consiguen reunir, en sólo dos minutos y cuarenta segundos, los tonos de Unknown Mortal Orchestra con el carácter más expansivo de Grizzly Bear en una canción absolutamente pegadiza.

#2. TELEGRAM
Si alguien se cruzase con Telegram por la calle, sabría con toda seguridad que tocan en un grupo. Quizá por eso han roto con las alarmas de la crítica y se la han llevado el bolsillo. Pero sería injusto quedarnos en sólo eso. ‘Follow’, su primer single autoeditado, es un pepinazo guitarrero y desbocado, juvenil y altamente adictivo. Por sus casi cinco minutos, los ingleses recorren entre wahs y distorsiones el camino marcado por Toy y Horrors pero en una onda más psicodélica y cabrona, que continúan en la también brillante ‘Under The Night Time’. Dos de dos y todos los ojos apuntándoles: Telegram, el mundo es vuestro.

#1. JUNGLE
Si el mundo fuese un lugar justo, ‘Platoon’ sería el tema del año para muchas webs y blogs de cabecera. Y, aunque no lo es, no se puede decir que a Jungle les haya ido mal. Debutaron con el single, se mantuvieron en el mayor de los misterios (el otro día se revelaron en una sesión con la BBC) y colgaron el sold out en su primer concierto como banda en Londres. Tela. Algo que no debería sorprender a cualquiera que se haya dejado seducir por ‘Platoon’ o ‘The Heat’, su segundo single. Jungle tienen estrella: en el tupperware meten guitarras funkies, una cadencia electrónica y llena de sintes y un halo de eso que llaman neosoul, presente en las melodías en falsete que beben de la música negra. Una receta personalísima y peculiar que termina por cuajar en hits tan dispuestos para las discotecas como para habitaciones llenas de humo (sirvan ‘Drops’ o ‘Lucky I Got What I Want’ como ejemplo). Vayan haciéndole hueco a sus listas de reproducción: nosotros metemos el all-in a que van a estar muy presentes para todos en 2014.

Res – She’s A Witch (single, 2013)

Res

Les pasó a Temples o Peace, por citar dos ejemplos recientes. Grupos que aparecían de la nada, subían cuatro o cinco canciones a su Soundcloud y las borraban después cuando alguien les echaba el ancla, les ponía un contrato sobre la mesa y estipulaba que las novedades hay que dosificarlas. Algo parecido ha ocurrido con RES, otros que tienen miga. La banda se presentó a las redes sociales sin dar un pelo de información sobre sí mismos y autoubicándose en medio de un lago de North Dakota (USA) hasta que se descubrió que los peleles habían hecho un par de support acts en Londres.

Fuese como fuese, en esa misteriosa cuenta vivían cuatro canciones espléndidas, bañadas en un pop psicodélico tremendamente cautivador, que podría pasar por un cruce entre Grizzly Bear, Local Natives y Unknown Mortal Orchestra. Y el caso es que ya sólo queda una. Ni rastro de, por ejemplo, ‘Dizzy Ghosts’, que llevaba unas cuantas semanas alojada en nuestro cerebro. Lo malo es que nos han cortado el vicio por lo sano y tenemos mucha miel en los labios; lo bueno es que el citado movimiento significa, con casi toda seguridad, que RES publicarán algo en un futuro no muy lejano. Y eso lo hace llevadero.

Lo que sí permanece es ‘She’s A Witch’, la canción que más vítores parecía llevarse de la primera tanda y que mejor define su particular universo sonoro. RES se parapetan detrás de una melodía repetitiva en falsete (“maybe she’ll sink, maybe she’ll fly, i’ve got a witch that cries all the time”), sobre la que construyen un ejército de punteos luminosos y cálidos y una base rítmica que cabalga alta, aparece y desaparece. Un tremendo derroche de calidad que sólo acaba de empezar.

RES – She’s A Witch