jangle pop

Yoofs – Something (2014)

Yoofs-Something

El camino que han tenido que recorrer Yoofs hasta su disco debut no ha sido nada fácil. El dúo de Bournemouth lanzaba en 2011 su primer EP, ‘We Used 2 Be Fun’, con el que hicieron saltar los radares gracias a la desgarradora y reverberizada ‘Hazy Dayz’. Desde entonces, nada. En este tiempo, el grupo ha sufrido constantes idas y venidas, cambios de formación e incluso un parón que parecía abocado a la desaparición y en el que el vocalista Michael James Dent decidió formar Outlaw Boogie.

Sin embargo, tres años después, Yoofs vuelven como pareja definitivamente y con su disco debut bajo el brazo, para el que han contado con la colaboración de miembros de The Death Of Pop y que viene editado por Strong Island Recordings. Y lo hacen renovados, con un sonido mucho más limpio y personal que en su primer trabajo. ‘Something’ es un disco del pop de guitarras de siempre, sí, pero con un poso especial y propio que les distancia del resto. Tanto que resulta difícil hasta compararlos (se nos ocurren Weird Dreams, Smith Westerns o Mood Rings, pero con matices) y ubicarlos dentro de su escena.

En su debut, Yoofs firman un disco variado, entretenido y súper accesible guiado por el tono lánguido de sus guitarras, melodías luminosas de regusto metálico y un talento descomunal para la concisión e inmediatez de sus temas. ‘Something’ suena a rock and roll clásico en ‘Déjà vu’ o ‘It Ain’t Over’, picotea del jangle-pop en la magnífica ‘For Her’, juega con tonos sucios y saturados en ‘Toy Organ’ o se atreve con baladas en ‘Something’ e ‘It’s Been Fun’. Un trabajo completísimo que culmina la búsqueda de madurez de los de Bournemouth y les coloca como una de las grandes sorpresas de este 2014.

Yoofs – Toy Organ
 

Facebook
Bandcamp (escucha el disco al completo en streaming)

Ski Lodge – Just To Be Like You (single, 2013)

Ski Lodge - Just To Be Like You

Muchos somos los que, ansiosos, esperamos la llegada del verano e intentamos alcanzarlo con la música como medio de evasión. Lo mismo pensaron Ski Lodge cuando decidieron utilizar este nombre como sinónimo de un lugar donde buscar el consuelo del frío, un lugar para escapar y reencontrarse con la calidez del tiempo estival que desprenden sus canciones.

Una banda que nació como proyecto personal de Andrew Marr, ex-componente de The Clementines, quien inspirado por las playas tropicales de Florida donde vivía en ese momento, intentó hacerse un hueco en la abarrotada escena musical norteamericana con el lanzamiento de un EP homónimo en el otoño de 2011, ya como cuarteto y asentados -cómo no- en Brooklyn.

Este año parece ser el elegido para lanzarse a la piscina con un debut del que, de momento, solo conocemos el single de presentación ‘Just To Be Like You’. Una joya jangle pop que irradia energía y que suena a unos Real Estate meets The Smiths con reminiscencia retro –tal vez inconsciente– a los 80’s de Orange Juice. Influenciados por la inabarcable escena brookliniana actual en la que están creciendo, le suman otros sonidos de referencia como The Strokes, Beach Boys, Wild Nothing o Future Islands y obtienen, en conclusión,  un divertido single –aunque de letra nostálgica– ideal para engañarnos en estos días pasados por agua.

Ski Lodge – Just To Be Like You

Facebook
Soundcloud

The Delphines – 20 20 20 (single, 2013)

The Delphines

Empieza a ser complicado discernir entre lo bueno y lo malo en este revival, cada vez más notable y productivo, del jangle pop que vivimos. Grupos que desentierran las cintas del C86, los británicos, o se van a la oleada surf pop, los americanos, y lo reconstruyen. Ahí están The Pains Of Being Pure At Heart o Veronica Falls como cabecillas del menos es más. Añejos, alejados de las nuevas tendencias r&b y electrónicas de la nueva década, sencillos, pop. En fin, que será verdad que las guitarras han vuelto.

The Delphines se pasaron todo el 2012 haciendo ruido en Milwaukee sin demasiada repercusión. Primero con un EP, ‘Fear’, envuelto en un clima lo-fi y alborotado, después con el fantástico y oscuro single ‘Panic’ y luego con un más ameno ‘God Help The Delphines’. Un trabajo impecable en las guitarras, cercanas a Thee Oh Sees, y en melodías surferas con tremendo gancho. Cuatro canciones precisas, de escasa duración, con las que podríamos recorrer California sin casi despeinarnos entre fuzzs y algo de mala leche.

Ahora, el cuarteto americano vuelve con mejores intenciones con ’20 20 20′, un single espídico que, por momentos, se va al post punk y al dream pop. Voces enlatadas, coros chico–chica, producción de baja fidelidad, sonido a habitación cerrada y un estribillo tan repetitivo como pegadizo. Una joya p-o-p que, desde luego, no inventa nada pero que nos tiene encandilados. Si las cosas van por buen camino, 2013 debería ser un año en el que The Delphines se reivindiquen, junto a GAL PALS, como las bandas emergentes americanas más divertidas. Lo celebraremos.

The Delphines – 20 20 20

Bandcamp
Facebook

Alex Calder – Suki And Me (single, 2012)

Alex Calder

Nuestro amor por Captured Tracks no es algo que hayamos escondido nunca. Nos gustan los grupos Captured Tracks y nos gustan los grupos que suenan a Captured Tracks. Y es que el mayor punto fuerte del sello de Brooklyn haya sido su especialización, aglomerando montones de bandas con un sonido parecido pero distintos matices. Lo que se dice crear una escena, vaya, que hoy día es magna tarea. Si te gustan Beach Fossils o Wild Nothing, quizá los estandartes de la casa, es muy probable que te guste la mayoría de su roster.

Alex Calder es su último fichaje y se ha presentado con ‘Suki And Me’, primer anticipo de un EP, de nombre ‘Time’, que llegará a las estanterías en marzo. Aunque su nombre suene desconocido a primera vista, Calder no es otro que el batería de los extintos Makeout Videotape (¡qué buenos eran!). O, lo que es lo mismo: amigo de infancia y compañero del primer grupo del ahora ilustre Mac DeMarco, también en el sello.

Su relación con el canadiense se refleja en este primer trocito de música que nos muestra. ‘Suki And Me’ posee todos los ingredientes para cocinar himnos pop de baja fidelidad, con ese ritmo llevadero, guitarras cristalinas y melodías despreocupadas. De hecho, a nadie le sorprendería si formase parte del brillante ‘2’ de DeMarco o en el debut de Unknown Mortal Orchestra, por ese sonido desgarrado y psicodélico que tan bien interpretan los neozelandeses. En definitiva, nada nuevo. ¿Pero a quién le importa eso si la canción te arrastra y te mantiene en vilo? En marzo sabremos más. Hasta entonces, disfruten.

Alex Calder – Suki And Me

Facebook