Garage Rock

The Yum Dee Days – A Thrilla Minute (2013)

The Yum Dee Days A Thrilla Minute

Prueben a teclear en san Google lo siguiente: The Yum Dee Days. Encontrarán poco donde rascar. Un bandcamp, un par de referencias en blogs de new music extranjeros…y ya. Ni una mísera red social, ni un poco siquiera de información, ni un enlace que esclarezca algo. Nada. Lo poco que sabemos es que existe un disco de treinta y seis minutos de música que se puede descargar gratis y que, según los tags del propio bandcamp, proceden de Brooklyn. Nada demasiado fiable si tenemos en cuenta que más de uno y dos grupos han jugado a ser del famoso condado de Nueva York por ganar algo de atención. Peor se pone el tema ya si rizamos el rizo con dos bandcamps distintos y dos discos prácticamente iguales (sólo dos temas difieren) con distinto nombre y distinto orden.

¿Y qué hacer ante un grupo que se suma al carro del misterio para promocionarse? ¿Nos lo creemos o les damos la patada? Ante todos esos interrogantes, sólo una solución: escucharlo y ver si caen de pie. Y resulta que ‘A Thrilla Minute’ (¿o ‘It’s All Happening’?) no sólo cae de pie. Se lanza al vacío, se contorsiona en un tirabuzón imposible y se sumerge sin salpicar ni siquiera un poco. Porque, no nos engañemos, estas estratagemas de marketing suelen ir más asociadas a las nuevas tendencias. Que un grupo aparezca de la nada reviviendo el glam rock en pleno dos mil trece es, cuanto menos, curioso.

Pero es la realidad. Y la realidad, en lo estrictamente musical, es maravillosa. The Yum Dee Days ya lanzan el primer aviso con el corte que abre, ‘Everybody Knows, Nobody Cares’. Guitarras rockeras pero elegantes, sin motas de suciedad, una melodía dejada y una progresión que nunca explota pero que se pega como el sudor en verano. Una fórmula que repiten con acierto en el resto del disco. Hay temas más danzarines (la irónicamente titulada ‘There’s No Need To Pretend’ o la repicante ‘U R Heavy’), los hay más rockeros (‘Out 4 Daze’), más crudos (‘In The Good Bad Old Days’) o más poperos (‘Spoke Of Existence’) hasta que se coronan en una épica oda a la juventud perdida y al desolador futuro (I don’t know where i’m going, i can’t say where i’ve been (…) cause we’ve wasted our time and the future is a drag) en la velvetiana ‘The Future Is A Drag’. Sin despeinarse, diez temas de rock atemporal que parecen pulidos y convertidos en las mejores gemas del mundo, cargados de letras de las que hay que pararse a escuchar. The Yum Dee Days: no sabemos de dónde habéis salido, pero cuánto os queremos ya. Y avisamos que otra cosa que no sea convertirlos en vuestro nuevo grupo de cabecera sería un error.

The Yum Dee Days – The Future Is A Drag


Bandcamp
(escucha y descarga el disco gratis)

Fanzine – Low EP (2011)

Incluso antes de que Yuck lanzase un exitoso álbum debut, Fanzine ya empezaban a ser catalogados como “los nuevos Yuck”. Este cuarteto londinense -que más bien podría pasar por estadounidense  en algunas canciones-, lanzó su EP ‘Low’, de 4 pistas, con sabor noventero de forma totalmente independiente en junio de este año; la versión fue lanzada en una revista ‘fanzine’ que sólo podía conseguirse en la tienda virtual de la banda.

Si ya han elegido un método complicado en cuanto a distribución y publicidad de su propio grupo, hay que sumarle que dos miembros de Yuck colaboraron en las sesiones de grabación (además, serán sus teloneros en la gira que iniciarán en otoño) y es algo que han querido mantener muy en secreto ya que, según ellos mismos, intentan no caminar de la mano de otros y buscan ser reconocidos por sus propias composiciones. Lo curioso –y lo que dificulta este reconocimiento a la banda- es que en la misma ciudad conviven tres bandas con un sonido similar: Yuck, History Of Apple Pie y los propios Fanzine.

El EP de estos jóvenes londinenses es muy diverso, no todo son guitarras distorsionadas y ruido. Lo primero que llama nuestra atención es ‘Low’, la más engañosa –podríamos tildarla de gancho- ya que el resto del EP no es tan garagero, ni ruidoso, ni rápido y esto puede que decepcione y en ocasiones aburra. Podemos encontrar influencias de Dinosaur Jr, Teenage Fanclub y a veces incluso Pixies o Blur. Lo que está claro que es el grunge de letras ñoñas está viviendo un revival en el panorama indie actual de la mano de bandas como esta.

Fanzine – I Wanna Touch Your Hand

Bandcamp
Soundcloud