dance

Outfit – Performance (2013)

Outfit - Performance

Todos los años, un par de discos se cuelan inesperadamente en lo alto de las listas sin que supiéramos nada de ellos previamente. Trabajos de grupos que aparecen casi de sopetón, con referencias previas escasas, pero que terminan por llevarse halagos desde todas las partes del mundo. La pasada temporada, dos de los casos más sonados fueron el de Alt-J (no sin cierta controversia con su Mercury Prize) y el de Django Django. Dos discos sintéticos y bailables que vienen como anillo al dedo para hablar del debut de Outfit que, lo decimos ya, va a ser el gran tapado de este 2013.

La historia es, además, curiosa. Outfit se juntaron en una especie de mansión para estudiantes de Liverpool llamada The Lodge donde, según ellos, escucharon multitud de música proveniente de distintos ámbitos y géneros. Una experiencia que les sirvió para conocerse, influenciarse y sacar el gusanillo de empezar a componer sus propias canciones. Un viaje que pasó también por Londres y que concluye en ‘Performance’, un primer disco en el que la banda pasa por la pista de baile aunando la elegancia de Metronomy o Hot Chip con la frescura psicodélica de Django Django y las cadencias de Wild Beasts o Alt-J.

Y es que Outfit tienen un no sé qué especial que se mueve a lo largo de todo el álbum. Capaces de hacer melodías en bucle altamente coreables (‘Want What’s Best’, ‘House On Fire’) en la voz de un Andrew Hunt que se destapa como el nuevo Joe Goddard por un lado, pero también experimentando en cortes más oscuros y tenebrosos (la homónima ‘Performance’), dejándose llevar por el hedonismo puro y duro que bebe del funky (el magnífico cierre de ‘Two Islands’) o ambientes más psychpoperos y kraut (‘Elephant Days’). Una especie de montaña rusa con cero relleno que siempre mantiene la coherencia entre sí y que permite que el viaje por las diez canciones de ‘Performance’ sea tan llevadero y disfrutable que obliga a repetir. Si alguien pensó en cómo sería el debut perfecto de Outfit, está claro que se parecería mucho a esto.

Outfit – Want What’s Best

Escucha el disco íntegro (The Guardian)
Facebook

Jagwar Ma – Howlin (2013)

Jagwar Ma - Howlin

Después de publicar dos EPs no demasiado trascendentes con Lost Valentinos y trabajar con grupos como Foals, el aussie Jono Ma decidió lanzarse a por un nuevo proyecto más consistente. Para ello reclutó a Gabriel Winterfield (Ghostwood) a las voces y se puso a trabajar ya bajo el nombre de Jagwar Ma a caballo entre Berlin y el norte de Francia. Los frutos no tardaron en llegar: los australianos nos dejaban flotando con ‘Come Save Me’ y ‘What Love?’, dos potenciales hits (de hecho, el último acabó siendo incluído en la última edición de FIFA) de corte electropsicodélico y dance.

El anuncio de su debut largo, con la pequeña Marathon Artists, fue recibido por aquí con júbilo: se titularía ‘Howlin’ y llegaría para hacer más llevadero el siempre sufrido mes de junio. Y en esas estamos. ¿Es ‘Howlin’ el mejor debut que ha dado este 2013? Por aquí unos que creen fervientemente que sí. Difícil de superar cuando, de primeras, cuenta con temas tan espléndidos como los citados arriba, más ‘Man I Need’ y ‘The Throw’, todos servidos con anterioridad al lanzamiento para ir abriendo apetito.

Cuatro singles que reflejan sendos mundos distintos, siempre con coherencia: desde la repetición vocal arengada por bases electrónicas de ‘What Love?’ (la ‘Sun’ de Caribou), pasando por el corte más clásico y psicodélico de ‘Come Save Me’ y metiéndose de lleno en el sonido Madchester con la dance ‘The Throw’ o ‘Man I Need’. Una tónica que se repite en un debut radiante y colorido, que mantiene el pulso suficiente para encajar en la pista de baile sin caer en la pesadez. Es precisamente en esa heterogeneidad y mezcla de influencias donde reside su éxito: aires Cut Copy y LCD en ‘Uncertainity’, sonidos 60s en ‘That Loneliness’, bucles masivos de electrónica baleárica a lo Bibio en ‘Four’ o un cierre de bajas revoluciones en ‘Backwards Berlin’ que se acerca a los últimos MGMT. Durante esos cuarenta minutos pasan los Happy Mondays, ecos de los Stone Roses, guiños a Tame Impala. Y todo sin perder una identidad que les impide caer en un mero copypaste de todos esos grupos. ‘Howlin’ representa el debut de unos Jagwar Ma pletóricos, que clavan la producción, conjugan estilos a la perfección y no meten ni un segundo de relleno. Es prematuro, pero los veremos muy arriba en las listas a final de año. Escúchenlo.

Jagwar Ma – Exercise (Man I Need)

NPR (streaming completo del álbum)
Facebook

Egyptian Hip Hop – Good Don’t Sleep (2012)

Egyptian Hip Hop se iniciaron en el mundo de la música con muy buen pie, cuando en 2010 lanzaban ‘Some Reptiles Grew Wings’, un EP de cuatro temas que cayó simpático a crítica y público. Allí ponían los primeros cimientos de un discurso cargado de baile ácido, con ‘Rad Pitt’ y ‘Moon Crooner’ como puntas de lanza. Dos hits en los que se daban al alboroto, con cierta similitud al terreno más divertido de The Cure (‘Lovecats’, etc) y un punto experimental afín a DD/MM/YYYY o tUnE-yArDs.

Visto con retrospectiva, parece que lo fácil para el cuarteto de Manchester habría sido lanzar cuanto antes un larga duración, en el momento que más expectación despertaban. Ahora demuestran que su decisión de esperar dos años ha sido determinante, para bien. Su nivel compositivo está, hoy, en otra dimensión. Si su EP debut era idóneo para pasar un buen rato festivo (pero poco más), este ‘Good Don’t Sleep’ con el que se presentan oficialmente es un grower. En dos años, han conseguido alejarse de las comparaciones y construir un sonido propio y, sobre todo, en coherencia evolutiva con su anterior trabajo.

A sus ritmos locos y adictivos, Egyptian Hip Hop han ido sumando capas hasta llegar al modelo final. Capas de experimentación, de arreglos lisérgicos, de orientalismo, de psicodelia dance, de funk y quién sabe de qué más. Al final, nos encontramos con una atmósfera particular: espacial y vintage en sintetizadores y matemática en ritmos y punteos, aderezados por voces nostálgicas y acuosas. El resultado, pese a lo que pueda parecer, no está exento de hits. Lo son ‘SYH’ y ‘Yoro Diallo’, los dos primeros singles del disco, o ‘The White Falls’, el tema más enrabietado del tracklist. En total, un batiburrillo de sonidos limado con brillantez para firmar uno de los trabajos más destacados del año.

Egyptian Hip Hop – Yoro Diallo

Escucha el disco íntegro en streaming
Facebook