Cheerleader

Weekly #3

Cheerleader

Han sido ajetreadas las últimas semanas. Ya saben que tenemos a Motorama el próximo sábado 15 de febrero junto a los prometedores Ganz en la sala Charada de Madrid y que pueden comprar sus entradas aquí. Pero hasta entonces, retomamos el Weekly con tres canciones para cerrar el fin de semana. Tres joyitas de pop guitarrero que vienen bajo la firma de los americanos Cheerleader, los ingleses Velvet Morning y el proyecto australiano-pero-afincado-en-Barcelona Dead Parties.

CHEERLEADER – Demos
Lo último que ha llegado a nuestros oídos y nos ha convencido –algo que parece imposible últimamente–  es el sonido de esta nueva banda de Philadelphia (EEUU). Rondan los veintitantos y juegan con un sonido entre Real Estate, Waxahatchee, War On Drugs o Kurt Vile. Este quinteto que aún está en busca de un sello que los avale, ha conseguido divertirnos con sus primeras demos, New Daze’, ‘Do What You Want’ y ‘Dreamer’, que ofrecen buen rollo a base de pop soleado y frescura. Habrá que seguirles la pista: de momento estarán este año en el SXSW de Austin.

Velvet Morning – Velvet Moon EP
Dentro de la escena neopsicodélica, son muchos los que han revivido su vertiente más pop y pocos los que se han atrevido con el sonido de Spacemen 3, Brian Jonestown Massacre o Jesus & Mary Chain. Velvet Morning vienen de Essex y su primer EP , ‘Velvet Moon’, les ubica cercanos al lado más reposado de Hookworms o los citados BJM. Un buen debut de psicodelia nocturna, trotona y perezosa que encuentra su mejor arma en esta evocadora ‘Clouds Come First’.

Dead Parties – Tribe EP
La pasada semana estuvimos viendo a Jacco Gardner en la sala El Sol de Madrid en un concierto que comentamos por aquí. Pero antes de que el simpaticón holandés saliese a escena, estuvimos un rato entretenidos con Dead Parties. A saber, el proyecto del australiano Etienne Mamo que dio a parar, no sé sabe cómo, en Barcelona. Y merece la pena realmente pararse en su primer EP, ‘Tribe’, editado a finales del año pasado: sus cuatro canciones son una explosión guitarrera con melodías de querencia brit-pop y puntitos shoegaze.