Book of Hours

Cloud Boat – Book of Hours (2013)

cloudboat
Todavía con la brillante actuación de James Blake en el Primavera Sound dando vueltas por nuestra cabeza, descubrimos a unos dignos sucesores del post-dubstep –aparentemente tristón– de Blake que explotan en el mínimo parpadeo para convertirse en verdadero sonido clubber al estilo del joven británico.

También londinenses aunque no tan jóvenes, Cloud Boat son un dúo que sin darse cuenta habían acumulado un puñado de canciones que esperaban bajo llave en algún rincón de un ordenador. A base de directos cuajaron en el oído de más de uno y tuvieron la suerte de llegar al de R&R Records (Apollo Records), el sello que sirvió a Blake para publicar algunos de sus primeros trabajos (Klavierwerke EP o CMYK). No sabemos si por similitud aprovechando el tirón de Blake o como impulso a un nuevo género que parece haberse instalado definitivamente despertando bastante interés desde hace un par de años.
Tom Clarke y Sam Ricketts se desenvuelven a la perfección intentando alcanzar nuestro corazón –casi literalmente– con una serie de lánguidas melodías que acabarán partiéndonos en mil trozos cuando los golpes electrónicos (‘Amber Road’) rocen el orgasmo en ‘Book of Hours’, su álbum debut. Consiguen arrastrarnos a un nivel de trance extático del que es difícil salir si uno se ha colado demasiado -aquí una que está en bucle-. De lo más íntimo del esqueleto de una canción al destrozo más grande; y de la tristeza más profunda a la más sonora y potente declaración de amor: “I need to feel like you will need me when you grow old”.

Con una peculiar mezcla entre el sonido acústico-lacrimoso de cortes como la profunda ‘Drean’ (incluida en directo acústico) y un lado mucho más folk que despierta en ‘Kowloon Bridge’  se atreven también con un vocoder ultratumba en las primeras líneas de ‘You Find Me’. Un disco de silencios, beats y repeticiones que aúna diferentes géneros –si conocemos sus anteriores trabajos entenderemos esta mezcla– que hacen que el álbum vaya in crescendo, que nos ceda una historia y nos la arrebate dejándonos profundamente desnudos en el corte final. Y al salir de este éxtasis emocional uno no sabe muy bien si reir o ponerse a llorar de felicidad. Imposible no caer rendido.

Cloud Boat – Youthern

Facebook
Web