Entrevista a Joe la Reina: “Nos gustan tanto las masas como tocar en casa con una manta”

A los que llevamos siguiendo desde hace años a este grupo afincado en Pamplona, su repentina explosión no nos ha pillado por sorpresa. De hecho, no lo podemos considerar ni repentino. El crecimiento de estos chicos ha ido permanentemente de la mano de su proceso de mutación: lo que un día empezó en una habitación de San Sebastián bajo el nombre de Haedo ha ido expandiéndose, moviéndose y cambiando hasta lo que hoy día conocemos por Joe la Reina. El camino -que ha sido muy largo, duro y lleno de dudas- ha sido precisamente el que ha pulido su sonido, sus cabezas y su forma de entender la música. Y,  después de todo, tenemos a una de las jóvenes promesas del panorama independiente español.

Y es que Joe la Reina representan el sonido de la vanguardia: a pesar de que sus influencias sean más bien sesenteras, en su sonido consiguen reunir ese sabor añejo sixtie, mezclarlo con el incipiente revivir del folk en Inglaterra y Estados Unidos (Mumford & Sons, Fleet Foxes) y añadirle ese toque épico que tan bien manejan Arcade Fire. Una mezcla espectacular en la teoría y que llevan a la práctica añadiéndole fuertes dosis de originalidad y cuidados arreglos y una voz que nos vuelve locos.

De todo esto hemos hablado hoy con ellos.

Joe la Reina – Killingberry Blues

Joe la Reina se formó hace ya muchos años en una habitación de San Sebastián bajo el nombre de Haedo. Después de muchos cambios de sonido, de nombre, de miembros, después incluso de un traslado (a Pamplona)…Se puede decir que habéis encontrado por fin vuestro sitio. ¿Cómo ha sido el proceso?
Se puede decir que la vida está llena de cambios. De cambios y etapas. Y nunca terminas de encontrar tu sitio definitivo. Esto es una búsqueda continuada…Aún queda mucho camino por recorrer.

Nos interesa especialmente vuestro cambio de sonido eléctrico y anglosajón hacia este formato más acústico y más folk. Más americano. ¿Fue la propia música la que os hizo pegar un giro o hay alguna otra razón? ¿Originalidad quizá?
Nos sentimos más sinceros haciendo lo que hacemos. Las posibles formas para expresarse son infinitas y por ahora lo hacemos mejor así. En inglés y con ese sonido más acústico y folk que dices. Si no te sientes sincero a la hora de crear y expresar, no importa un carajo lo demás.

Vuestras influencias más claras, como vosotros mismos reconocéis, son sesenteras y setenteras. Wilco, Bob Dylan, Jefferson Airplane o Velvet Underground. Sin embargo, conseguís que vuestra música suene moderna.
No sé si sonamos a ahora, pero no creo que haya una época para la música. Los estilos aparecen en cierto momento de la historia, pero ahí permanecen para que los músicos vayamos moldeándolos a nuestro gusto. Cuando escucho a Dylan no pienso en los 60…Creo que mucho de lo que dice se ve claramente reflejado en la sociedad de ahora. No hemos avanzado tanto aunque queramos pensar que sí.

En un grupo con tantos instrumentos (guitarras acústicas y eléctricas, ukeleles, mandolinas, armónicas, teclados, percusión) la composición tiene que ser un trabajo duro. ¿Cómo os ponéis de acuerdo?
La clave en nuestro trabajo es seguir un hilo. Cada uno tenemos un papel. Cada uno crea lo que va a tocar después. Supongo que por el tema de sentirnos sinceros, siempre te crees más lo que has creado tú.

Hace tiempo leí que Bon Iver declaraba que su música estaba hecha para ser cantada por muchas voces y por eso se sentía más cómodo en festivales con presencia masiva. Cuando escucho las canciones de vuestro EP, siento lo mismo.
Podría ser…Aunque la grabación suena así porque no fuimos con una idea de cómo queríamos que sonara. Suena bastante desnuda y puede que en directo por eso impacte más. Nos gustan tanto las masas como tocar en casa con una mantilla, supongo…

Podemos considerar que Tudanca es vuestro lugar de parto, retiro espiritual y vuestra musa a la hora de componer. ¿Cómo surge la idea de alquilar una casa en las montañas y dedicarse plenamente a Joe la Reina?
En Tudanca empezamos juntos en esto. Nos hemos pasado dos veces por allí y se respiran aires de calma y tranquilidad y es algo que nos gusta. Nos despertamos, tocamos, comemos, leemos, dormimos, tomamos café, hablamos, escuchamos música y volvemos a tocar.

Le dedicáis mucho tiempo también a lo que rodea a la música: habéis grabado un precioso documental, vídeos acústicos, sois elegantes…¿El cuidado de la estética viene con el cambio de sonido?
La estética es algo que está ahí y es inevitable que influya. Unos somos más feos, otros más guapos…¿qué importa? Se trata de sacar lo que hay en nuestro interior en forma de música y letra. Aunque sería curioso tocar folk, o como quieras llamarlo, y vestir como los KISS. Ya lo hicieron los Monsters of Folk…

Las malas lenguas cuentan que Miren Iza (cantante de Tulsa) se enamoró de vosotros. Tuvo que ser un lujo -y una oportunidad enorme- que os invitara como teloneros al último concierto de Tulsa antes de irse a Nueva York. ¡Ahí es nada!
Lo correcto sería decir que nosotros nos enamoramos de ella, hace ya un tiempo, y la vida nos llevó a juntarnos casualmente gracias un escritor excéntrico llamado Iñigo Rubio. De verdad que ha sido increíble para nosotros esa experiencia y vital por todo lo que está viniendo ahora. Miren siempre va a estar ahí presente…

De ahí ha surgido el “boom” de Joe la Reina. Sonando en Radio 3, concierto con Saxy Sadie en Madrid…El reconocimiento a un largo trabajo ha venido de manera muy repentina. ¿Sorprendidos, ilusionados, con miedo…?
La verdad es que a veces da miedo pensar en qué va a pasar. Lo mejor es vivir el día a día, como en la vida normal al fin y al cabo. Hay cosas que aún se nos quedan grandes supongo, pero estamos unidos y nadie va a perjudicar a un solo miembro del grupo. Si no, se las tendrán que ver con todos. Ahora hay que saborear lo bueno, la carretera y los personajes con los que nos topemos.

Y todo esto con un sólo EP, “Tudanca”, de 3 canciones. Descartásteis varias canciones de esa grabación y creo que no estáis muy contentos con ella…¿Sois muy exigentes? ¿Ambiciosos?
Estar satisfecho con lo que haces por primera vez es de ilusos. Hay que pulir muchos matices. No somos todo lo exigentes que deberíamos, pero sí que es verdad que para aceptar una canción tiene que decirnos mucho.

Y por último, ¿qué ofreceréis el 26 de noviembre en Costello (Madrid) con La Casa del Árbol? Lo tenemos fijo en nuestras agendas.
Ofreceremos lo que somos. No habrá fuegos artificiales, ni enanos luchando con monos, ni una princesa Nez Perce, ni el séptimo de caballería, ni un predicador empuñando una espada. Sólo nosotros con nuestras canciones.

¡Muchas gracias!
¡Gracias a vosotros y suerte con el blog!

Myspace
Facebook

One comment

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s